lunes, 4 de febrero de 2008

A Jose Antonio Abellán se le pasa el efecto de la anestesia.

Con motivo de la famosa y poco exitosa concentración atlética de hace unos meses, exactamente el 13 de Junio de 2007 escribí esta carta a Don Jose Antonio Abellán:

Estimado y querido Jose Antonio, me llamo como usted, tengo 18 años y soy abonado del Atleti desde hace bastantes años.Llevo al Atlético de Madrid en lo más profundo de mi corazón, y como buen aficionado al deporte, y persona inteligente, antes de quedarme dormido, jamás me pierdo mi cita con la COPE.
Tengo la desgracia de no haber nacido mucho antes para vivir la verdadera historia del Atlético de Madrid, mis mejores recuerdos apenas son una liga y una copa, de los que aun me durá la alegría, pero me parece que este club y esta afición se merece muchísimo más.
Los medios de comunicación nos tratan como al amigo simpatico y desgraciado del Real Madrid, sólo hay que ver que el personaje que nos representa en el Grupo (Risa) más (desgraciadamente) importante de este país, el bufón Manolete, que no hace falta saber mucho de esto para darse cuenta que es un simple hazmereir de los periodistas blancos.
Verano a verano desde hace bastantes años nos meten en la cabeza que somos un equipo de sufridores, que somos los más fieles, que hay mucho sentimiento, amen de los infinitos jugadores que estan a punto de fichar por el Atlético de Madrid, y de lo grandes que son los nuesvos entrenadores y los nuevos proyectos...este año sí...este año sí...
Don José Antonio, yo siempre he sido simpatizante de la familia Gil, nunca me he quejado, me he tragado esa basura periodística y siemrpe he creido que somos unos desgraciados destinados a sufrir.Qué voy a pensar?Si soy un simple chaval que sólo quiere ver a su Atleti ganar.
Pero usted no, usted es una persona culta e inteligente y me fastidia ver como no abre los ojos, que no se da cuenta que desde hace 20 años los atléticos estamos secuestrados por una familia, que nunca dudo de su buena intención, pero nos ha llevado a la ruina historia.
El Atletico se merece muchisimo más y desde hace tiempo han cambiado muchas cosas y nada ha mejorado.Sólo falta que cambie la pieza de arriba, la que ficha a los jugadores, la que cambia a los entrenadores, y la que llama hijos de puta a los aficionados del Atletico de Madrid.
Sin más, decirle que el día 26 de Junio a las 20:00 horas se va a celebrar una concentración amistosa por el futuro del Atlético de Madrid y por el deseo de cambio que necesita este club urgentemente.
Ese día coincide casualmente con los 20 años de control de la familia Gil.
Me despido, no se si usted querrá leer esto es un programa o no, pero mi intención es que le llegue a usted y reflexione acerca de si debe seguir siendo el Sancho Panza del Quijote Cerezo o si es un Atletico de verdad y quiere ver al Atleti en lo más alto.

La respuesta fue muy clara y directa:

Gracias por hacernos llegar su comentario. Efectivamente se perdió los mejores años del Atlético. Un saludo.

(...)


Bien. El otro día en la última página de Marca, aparece una Carta abierta a Enrique Cerezo en la que en resumidas cuentas decía que el Atleti está mal y la culpa parece que es de Cerezo por traer a Pitarch y hacerlo muy muy mal; pero que en fondo, Cerezo no manda ya que no es el dueño del club y le aconseja al Presidente abandonar el barco que no regenta o sino poner a cada uno en su sitio.
Es decir, que si algo va mal, la culpa no es de Cerezo, es de Miguel Angel Gil Marín; pero el que da la cara es Cerezo diciendo que todo va bien; pero que no engaña a nadie, o al menos a él que llevaba años y años calladito.

Vamos a ver Abellán, llevo escuchandote cada noche desde hace mucho tiempo y jamás te he oido decir una palabra sobre la nefasta gestión de la Directiva atlética; me insultaste contestando de aquella manera la modesta carta que te envié; has criticado hasta más no poder a otro presidentes hasta el punto que dejé de oir tu programa porque me resultaba aburrido y monótono. Y de repente, llegas ahora y de puntillas sacas esto acerca del Atlético de Madrid.
No se si será porque se te han acabado los argumentos para destrozar a Jose Ramón Calderón y has de cambiar de tema o porque es ahora cuando te has dado cuenta de la mierda que hay sobre el Atletico de Madrid.

Te felicito y te doy la enhorabuena; el cobarde ha levantado la cabeza y comienza a ver la realidad y espero que detrás tuya, vayan muchísimos más que falta nos hace. Los medios de comunicación en este país de libres no tienen nada y me parece vergonzoso el trato que recibe el Atletico de Madrid por parte de todos. El señor Lopera, y el señor Roig han ganado más títulos que el Atlético de Madrid en los últimos 13 años e incluso el señor Piterman es más noble y transparente en su gestión; y los medios han callado como señoritas y han metido en la cabeza a la afición mentiras y más mentiras que hacen que la gente calle y trague con todo.
Los medios no son objetivos y parece que la información vertida sobre el Atletico de Madird esta censurada y puestos al dedo los periodistas.

Somos libres...?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

vas muy bien encaminado

Pablete dijo...

La contestación que dio a tu carta es la de un autentico hijo de p---.

Billie dijo...

Muy buena aquella carta y muy bueno el post. Por desgracia estos son los periodistas deportivos que hay en este país pero es importante que se empiece a cocer algo si queremos cambiar las cosas.

Vicente S. dijo...

Esto nuca cambiará mientras la afición no despierte. Los medios de comunicación, como bien dices, tratan de convencernos de que "somos la mejor afición". Y no somos la mejor, comos la peor con diferencia. Una afición que no es crítica, que se resigna, no es una buena afición.

Alvaro Calleja dijo...

La respuesta demuestra el tipo de persona que es. Nada nuevo.
Gran carta.

Un abrazo!

Álvaro.

fernando dijo...

Coincido plenamente con tu post. Has dicho lo que pensamos muchos. La mayoría de la prensa deportiva está al servicio del poder establecido. No son periodistas objetivos, sino como diría GArcía "lametraserillos", "chupópteros".

Gran post. Un abrzo.

Google